Cómo hacer Pan Blanco

Cómo hacer Pan Blanco

¡Muy buenas! De todas las cosas que he aprendido a cocinar estos últimos años, no hay nada tan satisfactorio como preparar en casa.

Siempre había pensado que hacer pan era algo muy difícil, pero no es así. Hay un montón de recetas, unas son más complicadas que otras, pero todas tienen en común que  el resultado siempre es sorprendente.

Os recomiendo empezar por las más fáciles, ir practicado, y, poco a poco, subir de dificultad hasta conseguir un pan de una calidad extraordinaria.

La receta de hoy es, junto con la del pan de rosca, una de las más fáciles que suelo preparar. La diferencia entre las dos recetas es que la del pan de rosca necesita un molde para el horno y ésta no, además no necesita reposo.

A pesar de no amasar mucho tiempo la masa y que el tiempo de reposo no es muy grande, obtenemos un pan estupendo que, incluso varios días después, aún está bueno. Mucho mejor que el que se puede comprar hoy en algunos sitios.

He amasado el pan de una forma sencilla, para que sin tener la destreza de un maestro panadero, también nosotros podamos conseguir un buen resultado.

Más adelante podremos ir haciendo otras recetas algo más laboriosas y empleando técnicas que harán de nuestro pan una exquisitez.

No os preocupéis si al principio no os queda bien, lo importante es practicar e intentarlo hasta conseguirlo.

Pan Blanco

Ingredientes

  • 20 g de levadura fresca (6 g si es levadura seca o liofilizada)
  • 300 ml de agua tibia (mejor agua embotellada)
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de harina de fuerza o panificable
  • 10 g de sal
  • Un poco más de harina para el amasado
  • Un chorrito adicional de aceite de oliva virgen extra

Utensilios

  • 1 bandeja de horno
  • 1 lámina de papel vegetal

Notas

  1. Medir bien los ingredientes.
  2. Intentar que la sal no se toque directamente con la levadura, ya que la sal mata la levadura. Podéis incorporar la sal de dos formas: como hago yo en el vídeo o una vez que la harina haya absorbido toda el agua.

Espero que os guste este vídeo y os sirva de ayuda.

Os recuerdo, una vez más, que Lo He Cocinado Yo se presenta en la categoría de mejor vídeoblog en los Premios  Bitácoras. Si te apetece, puedes votar para que Lo He Cocinado Yo siga mejorando día a día. Muchísimas gracias por anticipado :)

Ya sabéis que podéis suscribiros al canal de YouTube haciendo clic aquí.

También podéis seguirnos en Facebook y Twitter y, compartir con nosotros vuestras fotos.

Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo vídeo.

¡Chao!

10 Comentarios

  1. excelente receta saludos enhorabuena muy practica

  2. Hola Santi ;)

    No sé cuántos panes hemos podido hacer ya jejeje. De hecho hace dos meses que no compramos pan, porque está tan rico que los comprados dejan mucho que desear.
    La única duda que tengo con la receta es después de que fermenta y le doy forma, por más que intento amasarla para que quede uniforme, no me queda bien. Y al hornearlo siempre me sale un pliegue por la parte de abajo,y en la miga se nota que la masa ha sido enrollada. ¿Cómo lo puedo solucionar?

    Un besazo, Iker y Tami

    • Hola guapa!! Me alegro que os hayáis animado a hacer pan :D
      No sabría decirte exactamente qué puede estar pasando, pero pude que sea por alguna de estas cosas:
      • Si en el proceso de amasado la masa se pega un poco a las manos, no pongas más harina, amasa con energía el pan y ya verás cómo después de unos minutos ya no está pegajoso.
      • Amasa el tiempo que sea necesario hasta que la masa quede suave y lisa. Si se endurece y ves que cuesta trabajo trabajarla, déjala reposar tapada con un paño húmedo durante 5 minutos, luego sigue amasando.
      • Mientras fermenta, es importante que la masa esté tapada con un paño húmedo para que no se reseque y le salga costra. Si no la tapamos, luego cuando la amasemos no quedará uniforme.
      • Una vez que la masa haya fermentado, aplástala para sacarle todo el aire. Después dale forma y, si ves que cuesta trabajo amasar, tápala con un paño húmedo y déjala reposar 5 minutos (esto se puede hacer tantas veces como sea necesario)
      • Para que no se noten pliegues cuando le estés dando forma al pan, presiona con fuerza para que quede bien sellado.

      Espero que esto te sirva de ayuda :)
      Un abrazo muy fuerte para los dos. Nos vemos pronto.

  3. Me encanta tu blog!mañana haré esta receta!un saludo desde Frankfurt!

  4. Hola, soy de Chile y quisiera saber a qué harina equivale la que das en tu receta. Cuando hablas de harina de “fuerza o panificable” será harina con o sin polvos de hornear?
    Me agrada tu receta y quisiera llevarla a cabo, pero ayúdame con esto por favor.

    • ¡Hola! La harina de fuerza o panificable contiene más cantidad de gluten y eso hace que el pan salga más esponjoso, con una miga más tierna. También ayuda a la fermentación.
      Se suele vender como harina de fuerza o harina para hacer pan, pero no lleva polvos de hornear.
      Si no encuentras este tipo de harina, también puedes utilizar harina común o harina de trigo (la normal que que utilizamos para todo).
      ¡Un saludo! :)

  5. Me parecen excelentes y muy didácticas tus recetas, he hecho algunas y han resultado fabulosas. Un saludo cariñoso desde Venezuela.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*