Cómo hacer un Bizcocho para Pasteles

Cómo hacer un Bizcocho para Pasteles

¡Muy buenas! Hoy os traigo un bizcocho que os va a servir para preparar un montón de pasteles, tartas o tortas. Y es que sois muchos los que me preguntáis cómo hacer un bizcocho para pasteles.

Este bizcocho, también conocido como sponge cake o cuatro cuartos, es muy sencillo de hacer. Destaca por su aroma, su color dorado y su esponjosidad. Además, este bizcocho se conserva muy bien y, aunque visualmente o al tacto parezca un bizcocho pesado, se funde perfectamente, en la boca, con el resto de los ingredientes del pastel o la tarta.

Cuando hacemos un bizcocho, tenemos que tener claro que si utilizamos ingredientes frescos y de buena calidad, el resultado final de nuestro pastel o de nuestra tarta, será increíble.

Hay 4 consejos fundamentales a tener en cuenta antes de empezar a preparar un bizcocho

  1. Sacar de la nevera con antelación los ingredientes que se indiquen en la receta, para que adquieran la temperatura ambiente.
  2. Pesar las cantidades exactas de los ingredientes que indique la receta.
  3. Utilizar un molde del tamaño adecuado a la cantidad de masa que vamos a preparar y forrarlo con papel de horno.
  4. Calentar el horno antes de empezar a hacer la masa del bizcocho, para que alcance la temperatura adecuada.

Una vez que tenemos claro todo lo anterior, ya podemos empezar a preparar nuestro bizcocho.

Cómo hacer un Bizcocho para Pasteles

  • Partes: 10/15
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes

  • 200 g de mantequilla sin sal
  • 200 g de azúcar blanco (también se puede utilizar azúcar glas)
  • 200 g de huevos, son 4 huevos medianos aproximadamente
  • 200 g de harina para todo uso (sin polvo de hornear)
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Utensilios

  • Un molde de 15 cm de diámetro, forrado con papel vegetal. (Aquí podéis ver cómo forrar un molde con papel de horno).

Elaboración

  1. Calentamos el horno a 170º C. calor arriba y abajo, y colocamos la rejilla del horno justo en el centro.
  2. Ponemos la mantequilla ablandada en el vaso de la batidora. Mezclamos, con la pala, a velocidad media, unos segundos hasta que esté cremosa. Después, añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Primero a velocidad lenta, para que los dos ingredientes se unan, luego, subimos la velocidad y seguimos batiendo durante 10 minutos. Después de batir, tendremos una mezcla super cremosa y con un color blanquecino.
  3. Ponemos los huevos en una jarra y los batimos con un tenedor. Luego, con la batidora, a velocidad alta, vamos incorporándolos a la mezcla. Debemos hacerlo muy lentamente. El huevo debe caer formando un hilo muy fino. Cuando terminemos de echar los huevos, seguimos batiendo durante unos 10 minutos más, a velocidad alta. Después, añadimos la vainilla y batimos un minuto más para que se integre.
  4. Para incorporar la harina y el polvo de hornear, paramos la máquina y, con un colador, tamizamos los dos ingredientes sobre el cuenco. Lo vamos a hacer en dos veces. Tras tamizar la mitad de la mezcla (harina y polvo de hornear), colocamos la pala y, a la velocidad mínima, mezclamos lo justo para que la harina se integre. Es importante mezclar muy suavemente para que nos quede un bizcocho esponjoso. Si nuestra batidora no tiene velocidad lenta, mejor integrar la harina con una espátula, con movimientos envolventes. Tamizamos el resto de la harina y la integramos de la misma forma.
  5. Pasamos la masa al molde. Alisamos la superficie. Damos unos golpecitos sobre la mesa para que la masa se termine de asentar, ¡y al horno! Horneamos durante 60 minutos aproximadamente. Como siempre os digo, cada horno es diferente y la primera vez tendréis que estar atentos. Cuando el bizcocho lleve 45 minutos, comprobaremos la cocción pinchando en el centro con un palillo. Si sale limpio, ya estará listo y, si no, tendréis que dejarlo un poco más.
  6. Una vez cocido, lo sacamos y lo dejamos reposar en el molde sobre una rejilla durante 10/15 minutos. Luego, retiramos el molde y dejamos el bizcocho en la rejilla para que se termine de enfriar, ¡y listo para rellenar y cubrir con lo que más nos guste!

Notas

  1. Hay que utilizar harina que no contenga polvo de hornear incorporado.
  2. Si añadimos el huevo demasiado deprisa, la masa puede cortarse. También se puede cortar si los huevos no están a temperatura ambiente. Esto no afectará al sabor y, en cuanto pongamos la harina, se arreglará, pero el bizcocho quedará menos esponjoso.
  3. Al tamizar la harina evitamos posibles grumos e impurezas que pueda tener e incorporamos más aire a la masa.
  4. Para hacer un bizcocho de chocolate, sólo hay que quitar 30 g de harina y sustituirla por 30 g de cacao en polvo sin azúcar.
  5. El extracto de vainilla se puede sustituir por cualquier extracto o aroma de otro sabor. También se puede sustituir por la ralladura de un cítrico.
  6. Una vez frío el bizcocho, podemos envolverlo con papel film.
  7. El bizcocho aguanta en perfecto estado 3 días a temperatura ambiente, una semana en el frigorífico o 2 meses en el congelador.
  8. Este bizcocho es perfecto para rellenar con la crema que más nos guste. También es perfecto para cubrirlo con ganache de chocolate o con fondant.
  9. Si el bizcocho se hunde justo en el centro, puede ser porque la temperatura del horno está baja.
  10. Puedes abrir el horno para comprobar que el bizcocho ya está cocido cuando pasen ⅔ del tiempo indicado. Si lo hacer antes, el bizcocho puede hundirse.
  11. Si nos pasamos horneando, el bizcocho se resecará.

Espero que esta vídeoreceta de cómo preparar un bizcocho para pasteles os haya gustado y os sirva de ayuda. Si os animáis a preparar algún pastel o tarta con ella, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para poder verlas.

Puedes empezar a practicar cómo hacer un bizcocho para pasteles con estas recetas: Pastel de Limón y Frutos Rojos y Pastel Truco o Trato.

Como siempre, os espero en Facebook, Twitter, Instagram y Google+.

Ya sabéis que podéis suscribiros al canal de YouTube haciendo clic aquí.

Millones de gracias por estar ahí, y hasta la próxima receta :)

Cómo hacer un Bizcocho para Pasteles

16 Comentarios

  1. Me gusta mucho tu receta, este domingo pienso hacerla, ojala me quede tan linda como esta que subiste, soy de Uruguay, y sigo tus recetas,

  2. Hola, me parece interesante tu receta. Pero quisiera saber porque no lleva ningún tipo de líquido?

    • ¡Hola! Me alegro que te guste :)

      No lleva ningún líquido porque es un bizcocho graso. Este bizcocho, conocido también como cuatro cuartos, es de origen británico. Luego, otros países han ido adaptando la receta.

      Tiene una textura ligera, debido a las burbujas de aire que se forman al batir la mantequilla con el azúcar. Y, el polvo de hornear hace que esas burbujas se hagan más grandes al hornearlo. La mantequilla le da un rico sabor y un color dorado.

      Existen versiones de esta receta añadiendo un ingrediente líquido (suele ser leche). El líquido le aportaría jugosidad al bizcocho.

  3. Hola!! Me encanta esta receta para tortas. Sale perfecta, muy húmeda y con excelente sabor. Quería consultarte si al guardarlo en el frezzer envuelto en papel film, lo hago sobre la masa directamente o sobre el envoltorio de papel manteca con el cual cocine el bizcocho. Gracias!

  4. Hola quería consultarte si al guardar el bizcocho en el frezzer debo retirarle el papel de horno? Gracias

  5. Muchas gracias!!! Soy seguidora de sus recetas. Me encanta todo lo que hace! Saludos desde Argentina.

  6. Hola excelente receta gracias por ese tiempo. Yo la voy a hacer solo quiero preguntarte si agregó unos 100ml de leche, se pondrá más pesado. Yo quiero q salga esponjoso y suave al paladar. Puedo ponerle leche o agua.

    • ¡Hola! Puedes añadirle leche sin problema, pero yo le podría la mitad, 50 ml. para ver qué tal queda así.
      Ya me contarás qué tal te queda. Un saludo!!!

  7. Hola! Gracias por la receta! Voy a probar hacerla! Si le pongo menos mantequilla, unos 50 gr. menos quedará bien igual? Saludos!

  8. Holaa!! me puedes ayudar con la receta de este bizcocho pero con sabor a chocolate y otro de naranja que se puedan ocupar para cubrir con fondat..
    Gracias

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*