Cómo hacer Limonada Casera

Cómo hacer Limonada Casera

¡Muy buenas! Hacer limonada casera es tan fácil que, sin apenas esfuerzo, podremos disfrutar de una bebida refrescante y deliciosa. Existen muchas versiones de limonada, pero lo peculiar de la receta que os muestro, es que primero preparamos un sirope de limón, que después se mezcla con con agua fría y así obtenemos limonada casera.

Este sirope de limón se conserva en el frigorífico y aguanta perfectamente un mes. De esta forma, cuando queramos tomarnos un vasito de limonada bien fresquita, sólo tendremos que mezclar el sirope con agua fría.

Limonada Casera

  • Partes: 600 g de sirope de limón apróx.
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes

  • 4 limones grandes
  • 2 limas
  • 450 g de azúcar blanco
  • 100 g de agua

Utensilios

  • Una botella o tarro de cristal con tapa
  • Un rallador
  • Un colador fino

Elaboración

  1. Empezamos esterilizando, en agua hirviendo, la botella y la tapa en la que vamos a conservar el sirope de limón. Hervimos durante 2 minutos y después sacamos y reservamos sobre un paño limpio.
  2. Rallamos la piel de los limones y las limas sin llegar a la parte blanca. Mezclamos con el azúcar blanco y reservamos unos segundos.
  3. Con un exprimidor, sacamos todo el jugo de los limones y de las limas, y pasamos por un colador. Salen unos 350 g de zumo aproximadamente.
  4. En una cazuela, ponemos el azúcar que hemos mezclado con la ralladura, el agua y el zumo de los limones y de las limas.
  5. Llevamos al fuego. Cuando rompa a hervir, retiramos y pasamos la mezcla por el colador para retirar la ralladura de los cítricos. Echamos el sirope otra vez en la cazuela, y llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir, dejamos cocer 3 o 4 minutos más. Después, retiramos del fuego y echamos la mezcla a la botella esterilizada. Nos quedarán unos 600 g de sirope aproximadamente.
  6. Cuando el sirope esté completamente frío, lo tapamos y guardamos en el frigorífico. Debe reposar toda la noche.
  7. Después del reposo, ya podremos preparar la limonada casera. Para ello, sólo tenemos que mezclar una parte de sirope con cinco partes de agua fría. Es decir, si ponemos 100 g de sirope de limón, tendremos que mezclarnos con 500 g de agua fría. ¡Y lista!

Notas

  1. Podemos acompañar la limonada casera con unas hojitas de menta y unas rodajas de limón y de lima congeladas. De esta forma, las rodajas de limón y de lima harán la función de hielo sin añadir más agua a la limonada.

Espero que os haya gustado esta receta de limonada casera. Si os animáis a prepararla, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para poder verlas.

Os dejo un enlace para que podáis ver otras recetas que quizás os gusten: Cheesecake con Crema de Fresas y Agua de Frutas.

Como siempre, os espero en Facebook, Twitter, Instagram y Google+.

Ya sabéis que podéis suscribiros al canal de YouTube haciendo clic aquí.

Millones de gracias por estar ahí, y hasta la próxima receta :)

Limonada Casera

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*