Naked Cake de Frutos Rojos y Crema Mascarpone

Naked Cake de Frutos Rojos y Crema Mascarpone

¡Muy buenas! Para celebrar mi cumpleaños he preparado un naked cake de frutos rojos y crema mascarpone. Los naked cakes son sin cubrir por completo, es decir, en los que el bizcocho queda visible. Este tipo de pasteles me parecen preciosos y muy elegantes.

Para esta receta he utilizado algunas de mis preparaciones favoritas: bizcocho de vainilla, crema de queso mascarpone y una sencilla compota de frutos rojos. La crema de queso mascarpone queda deliciosa con el esponjoso bizcocho de vainilla. Y este pastel no tiene sólo un relleno, sino dos, porque la compota de frutos rojos también forma parte del relleno y hace que el naked cake quede más delicioso si cabe. Por supuesto, no puede faltar una mezcla de frutos rojos para decorar y dar aún más sabor al pastel.

Me alegro muchísimo de que me hayáis pedido que grabe la receta, porque se ha convertido en uno de mis pasteles de cumpleaños favoritos, junto con la típica tarta de la abuela, claro.

Pero el cumpleaños de este año no sólo lo recordaré por haber preparado esta receta, sino por lo bien que lo pasé y por todas vuestras muestras de cariño. Mil gracias por las felicitaciones.

Naked Cake de Frutos Rojos y Crema Mascarpone

  • Partes: 8
  • Tiempo: 60 minutos + cocción y reposo
  • Dificultad: media
  • Imprimir

Ingredientes para el bizcocho de vainilla

  • 190 g de de harina de trigo
  • 12 g de polvo de hornear
  • Una pizca de sal
  • 160 g de azúcar
  • 180 g de mantequilla sin sal, ablandada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de vainilla en polvo o las semillas de una vaina de vainilla
  • 3 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • 30 g de leche

Utensilios

  • 2 moldes desmoldables de 15 cm de diámetro
  • Papel de horno para forrar los moldes (cómo forrar los moldes)
  • Batidora eléctrica con varillas

Ingredientes para la compota de frutos rojos

  • 150 g de arándanos
  • 150 g de frambuesas
  • 60 g de agua
  • 180 g de azúcar
  • 15 g de harina de maíz

Utensilios para la compota de frutos rojos

  • Batidora de mano

Ingredientes para la crema de queso mascarpone

  • 200 g de nata para montar o crema para batir, bien fría
  • 250 g de queso mascarpone
  • 70 g de azúcar glas

Ingredientes para la decoración del naked cake

  • Frutos rojos variados (fresas, moras, frambuesas, arándanos y grosellas)
  • Un poco de azúcar glas

Elaboración

Bizcocho de Vainilla

  1. Empezamos calentando el horno a 175 ºC. Calor arriba y abajo.
  2. Luego tamizamos los ingredientes secos: la harina, el polvo de hornear y la sal. Y reservamos.
  3. Por otro lado, ponemos en un bol grande la mantequilla ablandada, el azúcar, la vainilla en polvo y el extracto de vainilla.
  4. Con la batidora de varillas, empezamos batiendo a velocidad baja, hasta que se mezclen todos los ingredientes. Luego, subimos la velocidad y continuamos batiendo hasta que tengamos una mezcla blanquecina y cremosa.
  5. Seguimos echando los huevos, uno a uno, y batiendo a velocidad media-alta. Esperamos hasta que un huevo se integre completamente, antes de añadir el siguiente.
  6. Agregamos la leche y batimos hasta que se incorpore.
  7. Para terminar, añadimos la mitad de los ingredientes secos y batimos, a velocidad mínima, hasta integrarlos. Incorporamos el resto de la misma forma.
  8. Con una espátula, recogemos la masa que se haya podido quedar el las paredes del bol. Mezclamos y ya tenemos la masa.
  9. Pasamos la mezcla a los moldes engrasados y forrados con papel de horno. Acomodamos la masa, alisamos la superficie con una espátula y, ¡al horno!
  10. Horneamos durante 25-35 minutos aproximadamente. Como siempre, antes de sacar los del horno, debemos comprobar que están cocidos. Sólo hay que pincharlos en el centro con un palillo y, si éste sale limpio, ya están listos.
  11. Cuando estén hechos, los sacamos y los dejamos enfriar un poco sobre una rejilla (5-10 minutos). Después, retiramos los moldes y dejamos los bizcochos en la rejilla hasta que se enfríen por completo.

Compota de frutos rojos

La fruta que he utilizado está congelada, pero también se puede hacer con fruta fresca. 

  1. Mezclamos la harina de maíz y el azúcar en un bol hasta deshacer todos los grumos y reservamos.
  2. Ponemos el agua en una cazuela, añadimos la fruta y la calentamos, a fuego medio-alto, hasta que se ablande (si usáis fruta fresca, la trituráis directamente con el agua y pasáis al punto 4).
  3. Trituramos la mezcla.
  4. Añadimos la mezcla de azúcar y harina de maíz y removemos hasta que espese. Este paso nos llevará unos 8-10 minutos.
  5. Cuando espese, dejamos que hierva durante 1 minuto y después, retiramos del fuego.
  6. Pasamos la compota a un recipiente y la dejamos enfriar por completo. Cuando ya no queme, se puede guardar en la nevera.

Crema de queso mascarpone

  1. Si el queso está demasiado frío, lo batimos con la batidora de varillas hasta que quede cremoso.
  2. Luego, añadimos el azúcar y la nata para montar. Primero batimos a velocidad baja, hasta que se mezclen todos los ingredientes. Luego subimos la velocidad y seguimos batiendo hasta que nos quede una crema espesa.

Montaje y decoración del naked cake

Antes de montar el naked cake es importante que los bizcochos y la compota de frutos rojos estén completamente fríos.

  1. Como los bizcochos han quedados más o menos rectos y es una tarta rústica, no los he nivelado. Pero si a vosotros os quedan con mucho copete, podéis cortarlos.
  2. Pasamos la crema de queso a una manga pastelera. Hacemos lo mismo con la compota.
  3. Colocamos uno de los bizcocho dónde vayamos a servir la tarta.
  4. Marcamos el borde con la crema de queso.
  5. Luego rellenamos el centro con la compota de frutos rojos.
  6. Terminamos la primera capa cubriendo la compota con la crema de queso.
  7. Seguimos colocando el siguiente bizcocho encima y repetimos el proceso.
  8. Para terminar el naked cake, vamos colocando los frutos rojos sobre la crema de queso mascarpone. También se pueden colocar algunos más alrededor del bizcocho. Y, ¡listo! Para que el pastel quede aún más bonito, podemos espolvorearlo con un poco de azúcar glas.

Notas

  1. Para que los bizcochos queden un poco más altos, lo mejor es forrar los moldes con papel de horno.
  2. Se puede utilizar cualquier otra fruta para hacer la compota, o utilizar una ya hecha.
  3. No es recomendable montar este tipo de pasteles con mucho tiempo de antelación. Se puede tener todo preparado y montarlo unas horas antes.
  4. Os sobrará compota de frutos rojos, que podéis servir a parte.

Espero que esta receta de naked cake os sirva de ayuda y que os animéis a prepararla. Como siempre, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para que yo pueda verlas. Os espero en FacebookTwitterInstagram y Google+.

También podéis echarle un vistazo a estas dos recetas: Receta de Tarta de Manzana Fácil y Receta de Tarta de Limón (Sin Horno).

Podéis suscribiros al canal de YouTube de Lo He Cocinado Yo para no perderos ninguna vídeoreceta.

Naked Cake de Frutos Rojos y Crema Mascarpone

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*