Cómo hacer Pastelitos para San Valentín

Cómo hacer Pastelitos para San Valentín

¡Muy buenas! Siempre es bonito preparar algo delicioso para celebrar un momento especial. Y, si eso que preparas es para tu media naranja, mejor aún. En esas ocasiones, me gusta empezar haciendo algo dulce, para comenzar el día de una forma diferente al resto. Porque, como no hay mejor regalo que el que hace uno mismo, hoy os muestro cómo hacer estos pastelitos para San Valentín.

Se trata de un delicioso bizcocho red velvet, cubierto con una capa de chocolate con leche, que le da un toque crujiente a los pastelitos, y una sedosa crema de queso con mermelada de frambuesas. Todo un regalo para el paladar, ¿no crees? Además, al no ser una receta complicada, ni demasiado laboriosa, la puede preparar cualquiera. Solo debéis seguir los pasar que os voy indicado en el vídeo y os quedarán unos pastelitos para San Valentín increíbles.

Pero, si os atrevéis con algo más complicado, esta Pavlova de Chocolate y Crema Mascarpone, o estos Vasitos de Chocolate Rellenos de Chocolate, roban corazones. Si no sois amantes del chocolate, y queréis algo más fresco, una Tarta de Limón o una Tarta Mousse de Fresas son ideales. Y, por último, os propongo estos Cupcakes de Fresas y Ron, que son sólo para adultos ;) Ya tenéis una lista de ideas, solamente os queda escoger una y comenzar a cocinar.

Seguro que enamoráis a más de una persona con estos pastelitos para San Valentín ;)

Pastelitos para San Valentín

  • Partes: 10
  • Tiempo: 40 minutos + cocción
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes para el bizcocho red velvet

  • 150 g de harina para todo uso
  • 12 g de cacao en polvo sin azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 120 g de leche, a temperatura ambiente
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón, recién exprimido
  • 150 g de azúcar blanco granulado
  • 130 g de aceite de oliva sabor suave o aceite de girasol
  • 2 huevos medianos, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de colorante alimentario rojo (Sugarflair Red Extra)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de zumo de limón, recién exprimido

Utensilios para el bizcocho

  • 1 bandeja para cupcakes
  • Espray para engrasarla o un poco de aceite y harina

Ingredientes para la crema de queso y mermelada

  • 250 g de queso mascarpone
  • 200 g de nata para montar o crema para batir, bien fría
  • ½ cucharadita de vainilla en polvo
  • 30 g de azúcar glas

Ingredientes para la terminación de los pastelitos

  • 100 g de chocolate con leche, troceado
  • 8 cucharaditas de mermelada de frambuesas

Utensilios para la terminación de los pastelitos

  • 1 lámina de papel vegetal o papel de horno
  • 2 mangas pasteleras
  • 1 boquilla lisa pequeña (nº 3 de Wilton)
  • 1 boquilla grande rizada abierta (1M de Wilton)

Elaboración

Bizcocho Red Velvet

  1. Empezamos calentando el horno a 180 ºC. Calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos la bandeja con espray engrasante o con un poco de aceite y harina.
  3. Mezclamos la harina y el cacao en polvo, y tamizamos. Añadimos la sal, removemos un poco y reservamos.
  4. Añadimos el zumo de limón a la leche, para hacer suero de leche. Mezclamos y reservamos.
  5. En un bol grande, ponemos el azúcar y el aceite. Con unas varillas, mezclamos los 2 ingredientes hasta que se integren.
  6. Echamos 1 huevo a la mezcla y batimos hasta integrarlo. Añadimos el otro y hacemos lo mismo.
  7. Añadimos también el extracto de vainilla y el colorante. Mezclamos unos segundos hasta conseguir un color uniforme.
  8. Vertemos la mitad de los ingredientes secos y mezclamos, suavemente, hasta integrarlos. Echamos la leche y removemos hasta que se una a la mezcla. Terminamos añadiendo el resto de los ingredientes secos y mezclamos de la misma forma, hasta que no veamos nada de harina.
  9. Activamos el bicarbonato con el zumo de limón, mezclamos y, rápidamente, lo vertemos a la masa. Mezclamos unos segundos y ya tendremos lista la masa.
  10. Con una cuchara para helados, repartimos la masa en la bandeja de cupcakes, sin llegar hasta arriba del todo.
  11. Llevamos al horno y horneamos durante 25 minutos aproximadamente o hasta que, al pinchar uno de los bizcochos con un palillo, éste salga limpio.
  12. Una vez cocidos, los sacamos del horno y dejamos reposar la bandeja sobre una rejilla.
  13. Después, cuando ya no nos quememos, desmoldamos con cuidado los bizcochos y los dejamos reposar en la rejilla hasta que se enfríen por completo.

Crema de Queso y Mermelada de Frambuesas

  1. En un bol grande, ponemos el queso. Con la batidora de varillas, a velocidad media, batimos hasta que esté cremoso.
  2. Cuando esté cremoso, añadimos la nata y seguimos batiendo, a velocidad media, hasta obtener una crema.
  3. Entonces, echamos la vainilla en polvo y mezclamos hasta integrarla.
  4. Ponemos un poco de azúcar glas y mezclamos. Pero no demasiado, ya que la mermelada ya está muy dulce.
  5. Para terminar, añadimos 6 cucharaditas de mermelada. El resto la reservamos para después. Si queréis, podéis añadir más mermelada. Mezclamos con una espátula, ¡y lista!

Montaje de los Pastelitos para San Valentín

  1. Cortamos la parte superior de los bizcochos (el copete) y los volvemos a colocar, con la parte que hemos cortado hacia abajo, en la rejilla.
  2. Fundimos el chocolate con leche en el microondas, en la opción de descongelar. Cuando esté fundido, lo pasamos a la manga pastelera con la boquilla lisa pequeña.
  3. Colocamos una lámina de papel de horno o una bandeja debajo de la rejilla, para no manchar la mesa.  Cubrimos el borde de los bizcochos con el chocolate fundido y los golpeamos suavemente para que el chocolate vaya cayendo.
  4. Con el chocolate que queda, cubrimos la parte superior de los bizcochos y los dejamos reposar unos 5 minutos para que el chocolate se seque.
  5. Cogemos la otra manga y le colocamos la boquilla grande. Con la mermelada de frambuesas que reservamos, manchamos la manga. Así, la decoración quedará más bonita.
  6. Por último, pasamos la crema de queso a la manga y cubrimos los bizcochos con ella. Desde fuera hacia dentro, subiendo la crema hacia arriba. ¡Y ya tenemos listos los pastelitos para San Valentín!

Notas

  1. Si queréis que todos los pastelitos para San Valentín tengan mermelada en la decoración, lo mejor es poner sólo la mitad de la crema de queso y decorar la mitad de los bizcochos. Luego, volvemos a manchar la manga, echamos el resto de crema y terminamos de decorar los bizcochos que quedan.
  2. Se puede usar la mermelada que más o guste.
  3. Podéis preparar el bizcocho el día antes y guardarlo bien envuelto. Al día siguiente, preparáis la crema y termináis de decorar los pastelitos.
  4. Con el sobrante del bizcocho podéis hacer unos corazones.


Espero que esta receta de pastelitos para San Valentín os sirva de ayuda y que os animéis a prepararla. Como siempre, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para que yo pueda verlas. Os espero en FacebookTwitterInstagram y Google+.

También podéis echarle un vistazo a estas dos recetas: Cómo hacer Palomitas Saladas y Pastel de Salmón con Espárragos.

Podéis suscribiros al canal de YouTube de Lo He Cocinado Yo para no perderos ninguna vídeoreceta.

Millones de gracias por estar ahí y, ¡hasta el próximo vídeo!

Pastelitos para San Valentín

2 Comentarios

  1. Muy graciosos se han quedado estos pastelitos y seguro que ideales de sabor. Un besazo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*