Pavlova de Chocolate y Crema Mascarpone

Pavlova de Chocolate y Crema Mascarpone

¡Muy buenas! La pavlova es un pastel delicioso. Al hornear el merengue, conseguimos un interior suave y cremoso, y una corteza frágil y crujiente. Y, si le añadimos chocolate y una crema de queso mascarpone, se convierte en la combinación perfecta para sorprender a nuestros invitados.

Es un postre elegante, delicado y muy rico. Si queréis preparar algo especial os recomiendo que hagáis esta receta de pavlova de chocolate, triunfaréis seguro.

Pavlova de Chocolate y Crema Mascarpone

  • Partes: 6/8
  • Tiempo: 60 minutos + cocción
  • Dificultad: media
  • Imprimir

Ingredientes para el merengue

  • 125 g de claras de huevo a temperatura ambiente (4 huevos medianos aproximadamente)
  • 250 g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 25 g de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 5 g de harina de maíz (Maicena)

Utensilios

  • Una lámina de papel de horno
  • Una bandeja de horno
  • Un lápiz
  • Un molde redondo de 15 cm de diámetro

Ingredientes para el sirope de chocolate

  • 100 g de azúcar blanco
  • 25 g de cacao puro en polvo sin azúcar
  • Una pizca de sal
  • 120 g de agua
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para la crema de mascarpone

  • 200 g de queso mascarpone
  • 3 o 4 cucharadas de azúcar blanco
  • 400 g de nata para montar bien fría
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Ingredientes para la decoración

  • Unas moras
  • Unos arándanos rojos
  • 25 g de chocolate puro con almendras troceado
  • Un poco de azúcar glas

Elaboración del merengue

  1. Empezamos precalentando el horno a 120 ºC. calor arriba y abajo, sin ventilador.
  2. Ponemos las claras en el bol de la batidora y, con las varillas, batimos, a velocidad media, durante 5 minutos o hasta que empiecen a espumar. Es mejor batir a velocidad media para que las claras se estabilicen y así obtener un merengue más resistente.
  3. Cuando las claras empiecen a espumar, echamos la mitad del azúcar, poco a poco, y sin dejar de batir.
  4. Una vez que el merengue ya esté semi-montado, subimos la velocidad de la batidora y terminamos de echar el resto de azúcar, poco a poco, y el vinagre blanco. Batimos hasta conseguir un merengue bien firme y brillante.
  5. Sabremos que está bien montado si, al darle la vuelta al bol, el merengue no se desliza. Otra forma es frotar un poco de merengue entre los dedos y, si ya no notamos los granos de azúcar, es que está listo.
  6. Tamizamos el cacao en polvo con la harina de maíz, y removemos con una espátula hasta que se integren.
  7. Dibujamos dos círculos de 15 cm de diámetro en un papel de horno. Hay que dejar un poco de margen entre ellos y no pegarlos mucho al borde de la bandeja, ya que luego, al hornear, el merengue crece un poco. Damos la vuelta al papel.
  8. Repartimos el merengue en los dos círculos. Luego, extendemos desde dentro hacia fuera, sin salirnos de los círculos y dándoles forma redondeada. También hacemos una especie de hueco en el centro para luego poner la crema.
  9. Bajamos la temperatura del horno a 100º C. y horneamos durante una hora y media o una hora y cuarenta y cinco minutos aproximadamente. Luego, apagamos el horno y dejamos el merengue dentro, con la puerta entreabierta, hasta que se enfríe por completo.

Elaboración del sirope de chocolate

  1. Mezclamos los ingredientes secos en un cazo con unas varillas para deshacer los posibles grumos. Añadiendo el agua poco a poco, sin dejar de remover. Agregamos la vainilla y mezclamos un poco más.
  2. Llevamos el cazo al fuego y, a temperatura alta, removemos hasta que el azúcar se deshaga. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer durante 8 o 9 minutos.
  3. Pasamos el sirope a un recipiente y dejamos enfriar por completo. Al enfriarse espesará un poco más.

Elaboración de la crema de mascarpone

  1. Ponemos el queso mascarpone y el azúcar en un bol. Con unas varillas eléctricas, batimos hasta que esté cremoso.
  2. Añadimos la nata y batimos, a velocidad baja, para que no salpique. Luego, subimos la velocidad y seguimos batiendo hasta que la mezcla espese.
  3. Agregamos la vainilla y batimos hasta que se integre.

Montar y decorar el pastel

  1. Colocamos con mucho cuidado (ya que es muy frágil) una de las bases de merengue en el plato donde vayamos a servir la pavlova. Repartimos por encima la mitad de la crema de mascarpone. Añadimos un poco de sirope en forma de hilo.
  2. Colocamos la otra base de merengue, repartimos el resto de crema de mascarpone y ponemos un poco más de sirope de chocolate.
  3. Sobre la crema de queso, colocamos la fruta y unos trocitos de chocolate con almendras. Y, antes de servir la pavlova de chocolate, espolvorear con un poco de azúcar por encima ¡y ya la tenemos lista!.

Notas

  1. Este postre debe consumirse en el día y, antes de servirlo, es mejor guardarlo en la nevera como mínimo una hora.
  2. Es importante que el horno esté a baja temperatura ya que lo que queremos es secar el merengue, no cocerlo.

Espero que os haya gustado esta pavlova de chocolate y crema de mascarpone. Si os animáis a prepararlas, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para poder verlas.

Como siempre os espero en FacebookTwitterInstagram y Google+.

Ya sabéis que podéis suscribiros al canal de YouTube haciendo clic aquí.

Millones de gracias por estar ahí y hasta la próxima receta :)

Pavlova de Chocolate y Crema Mascarpone | LHCY

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*