Receta de Polos de Chocolate

Receta de Polos de Chocolate

¡Muy buenas! En verano no pueden faltar recetas de polos o helados. Por eso, hoy os traigo unos polos de chocolate que están buenísimos. Tranquilos, no vais a necesitar heladera, son muy sencillos de preparar y se hacen en un momento.

Estos polos quedan cremosos, suaves y con un agradable sabor a chocolate, que a los niños les encantará. Me recuerda al chocolate para churros, pero en la versión refrescante.

Para todos los que me preguntáis por el molde que utilizo, lo compré hace ya más de 5 años. He visto en Internet uno muy parecido y económico. Podéis verlo aquí. También he encontrado el que yo utilizo, un poquito más barato que cuando yo lo compre aquí.

En esta receta de polos de chocolate es muy importante utilizar cacao en polvo sin azúcar. No sirve el que utilizamos para la leche del desayuno, ya que el sabor a chocolate no es el mismo y contiene azúcar. Así que, modificaría por completo el resultado final de la receta. Este cacao en polvo es muy fácil de encontrar en los supermercados.

Polos de Chocolate

  • Partes: 10-12
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes para los polos de chocolate

  • 160 g de azúcar
  • 60 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 10 g de harina de maíz
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 vaina de vainilla
  • 550 g de leche entera
  • 200 g de nata para montar o crema para batir

Utensilios

  • Un molde para polos

Elaboración

  1. Empezamos echando en una cazuela el azúcar, el cacao en polvo, la harina de maíz y la sal. Con unas varillas, removemos para deshacer los grumos.
  2. Luego, con la ayuda de un cuchillo pequeño y con punta, abrimos la vaina de vainilla por la mitad, le retiramos las semillas y las añadimos a la cazuela.
  3. Seguidamente, añadimos la leche y la nata para montar.
  4. Llevamos la cazuela al fuego y calentamos la mezcla, a fuego medio-alto, hasta que rompa a hervir. Debemos remover con las varillas hasta que el azúcar de deshaga. Después, para que la mezcla no se pegue al fondo de la cazuela, es importante remover de vez en cuando.
  5. Cuando rompa a hervir, nos debe quedar una mezcla uniforme, sin grumos y ligeramente espesa. En ese momento, ya podemos retirarla del fuego.
  6. Pasamos la mezcla a una jarra, para que así sea más fácil rellenar los moldes. Pero antes de llenarlos, vamos a dejar que la crema de chocolate se enfríe un poco.
  7. Cuando ya no esté caliente, la pasamos a los moldes para polos. Como siempre, sin llegar hasta arriba del todo, ya que cuando la mezcla se congele, aumentará su volumen.
  8. Antes de llevar el molde al congelador, debemos dejarlo a temperatura ambiente hasta que se enfríe por completo.
  9. Para terminar, una vez que se haya enfriado, tapamos el molde, colocamos los palitos y lo metemos en el congelador de 5 a 6 horas o hasta que estén congelados.
  10. Cuando estén congelados y nos apetezca un polo de chocolate, sólo tendremos que retirar el molde y disfrutar.

Notas

  1. Podéis sustituir la vaina de vainilla por ¼ de cucharadita de vainilla en polvo o 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  2. La leche entera se puede sustituir por leche semi-desnatada.

Espero que esta receta de polos de chocolate os sirva de ayuda y que os animéis a prepararla. Como siempre, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para que yo pueda verlas. Os espero en FacebookTwitterInstagram y Google+.

También podéis echarle un vistazo a estas dos recetas: Cheesecake de Nutella y Cupcakes de Dulce de Leche.

Podéis suscribiros al canal de YouTube de Lo He Cocinado Yo para no perderos ninguna vídeoreceta.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*