Receta de Tartas de Lima en Tarro

Receta de Tartas de Lima en Tarro

¡Muy buenas! Pensando en una receta sencilla para hacer en un día especial, como es el día de la madre, me pareció que estas mini tartas de lima podían ser la opción perfecta, ya que su presentación es similar a pequeños paquetes de regalo y además son muy coloridas y están riquísimas.

Es un postre con toque ácido, textura cremosa y refrescante hasta el último bocado. Es de esas recetas que, antes de hacerlas, ya sabes que van a gustar. No sólo por su sabor, sino porque al presentarla en tarritos, la hace más delicada y apetecible.

Se utilizan pocos ingredientes y todos son muy fáciles de conseguir. Por supuesto, la protagonista indiscutible es la lima. De ella lo aprovechamos prácticamente todo, para dar sabor, aroma y color a las tartas de lima. Además, en esta receta no vais a necesitar poner ningún tipo de gelatina.

Estoy segura de que soléis guardar tarros de cristal de conservas, igual que hago yo, por si alguna vez los podéis reutilizar. Si es así, y los que tenéis no son demasiado grandes, probablemente os sirvan. Los que yo he utilizado tienen una capacidad de 250 centímetros cúbicos. No es necesario utilizar tarros de cristal, siempre podéis presentar las mini tartas en algún otro recipiente que tengáis por casa, aunque si lo hacéis en tarros de cristal, el resultado será mucho más original.

Tartas de Lima en Tarro

  • Partes: 6
  • Tiempo: 30 minutos + reposo
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes para la base

  • 180 g de galletas María
  • 80 g de mantequilla sin sal, fundida

Utensilios para la base

  • 6 tarros de cristal de 250 centímetros cúbicos o un molde desmoldable de unos 20 cm diámetro

Ingredientes para el relleno

  • 250 g de nata para montar o crema para batir, bien fría
  • 30 g de azúcar para montar la nata
  • 380 g de queso crema, ablandado
  • 100 g de azúcar para mezclar con el queso crema
  • Unas gotas de aroma o esencia de vainilla
  • 2 limas
  • [Opcional] Un poco de colorante alimentario verde

Ingredientes para la decoración

  • 150 g de nata para montar o crema para batir, bien fría
  • 30 g de azúcar
  • 1 o 2 limas

Utensilios

  • Batidora eléctrica con varillas
  • Rallador fino tipo Microplane

Elaboración

Base de las tartas de lima

  1. Empezamos triturando las galletas con un robot de cocina, hasta que queden como arena de playa. Las ponemos en un bol. Si no tenéis una picadora, podéis meter las galletas en una bolsa de congelado y golpearlas con un rodillo hasta que queden bien molidas.
  2. Añadimos la mantequilla fundida y mezclamos. Las galletas tienen que absorber toda la mantequilla. Cuando tengamos una masa compacta, la repartimos en los tarros. Pero antes, podemos reservar 2 o 3 cucharaditas para la decoración. Debemos intentar poner, más o menos, la misma cantidad en cada recipiente.
  3. Luego, presionamos con una cuchara pequeña o con la maza de un mortero pequeño hasta conseguir una superficie lisa. Una vez que tenemos los 6 tarros, los reservamos unos minutos, mientras preparamos el relleno.

 

Relleno de las tartas de lima

  1. En un bol grande, ponemos los 30 g de azúcar y la nata para montar. Con la batidora de varillas, comenzamos batiendo a velocidad baja y, cuando empiece a espumar, subimos la velocidad y seguimos batiendo hasta que esté bien montada. Reservamos unos minutos.
  2. Echamos el queso crema, los 100 g de azúcar y unas gotas de aroma o esencia de vainilla en otro bol grande. Sobre la mezcla, y con un rallador fino, rallamos la piel de las 2 limas. Por último, añadimos zumo de lima. Hay que poner, más o menos, unos 55 g.
  3. Batimos con la batidora de varillas, hasta que todos los ingredientes se integren y tengamos una mezcla cremosa.
  4. [Opcional] Si queréis, le podéis dar un toque de color con unas gotas de colorante verde. Hay que poner muy poca cantidad de colorante. Mezclamos un poco más, hasta que tengamos un color uniforme.
  5. Para terminar el relleno, vamos añadiendo con una lengüeta, poco a poco, la nata montada a la mezcla de queso. Y, con movimientos suaves y envolventes, la vamos integrando.
  6. Repartimos la mezcla en los recipientes y, con una cuchara pequeña o lengüeta, vamos acomodando la crema a los tarros. Alisamos la superficie y limpiamos los bordes de los tarros, si se han manchado.
  7. Tapamos cada recipiente con su tapadera o con papel film y los guardamos en la nevera durante 3-4 horas o hasta el día siguiente.

Decoración de las tartas de lima

  1. Antes de servir, ponemos el azúcar y la nata para montar en un bol grande y, con la batidora de varillas, montamos la nata de la misma forma que hemos hecho antes. Cuando la nata esté bien firme, la pasamos a una manga pastelera. Si os gusta que la nata tenga una consistencia más firme, podéis ponerle una cucharadita de queso crema. Aquí podéis ver más trucos para conseguir una nata perfecta.
  2. Partimos una lima por la mitad y la cortamos en láminas finas.
  3. Sacamos las mini tartas de lima de la nevera y ya podemos decorarlas.
  4. Ponemos un poco de nata por encima. Yo estoy usando una boquilla rizada. Espolvoreamos una pizca de la mezcla de galletas trituradas y rallamos un poco de la piel de una lima.
  5. Terminamos coronando estas tartas con una rodaja de lima. Y, ¡listas!

Notas

  1. Para que nos quede una crema esponjosa y sin grumos, es importante que el queso esté ablandado. Para ello, debemos sacarlo de la nevera con antelación.

Espero que esta receta de tartas de lima os sirva de ayuda y que os animéis a prepararla. Como siempre, podéis compartir vuestras fotos en las redes sociales y etiquetarme para que yo pueda verlas. Os espero en FacebookTwitterInstagram y Google+.

También podéis echarle un vistazo a estas dos recetas: Tarta de Fresas con Nata (Sin Horno) y Tarta Mousse de Fresas.

Podéis suscribiros al canal de YouTube de Lo He Cocinado Yo para no perderos ninguna vídeoreceta.

Tartas de Lima

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*