Cómo hacer Trufas de Chocolate Blanco

Cómo hacer Trufas de Chocolate Blanco

¡Muy buenas! De todos los chocolates, el que más me gusta es el blanco. Por eso, estas trufas de chocolate blanco son mi perdición. Cuando preparo trufas en casa, no puedo dejar de pensar que están ahí, y se me hace la boca agua :D Creo que esto sólo me pasa con la tarta de queso y con las trufas de chocolate blanco. ¿A vosotros os pasa algo parecido?

Para que las trufas de chocolate blanco resulten aún más deliciosas, les he añadido unas gotas de esecia de limón. También se puede utilizar el zumo de un limón natural, licor o cualquier otra cosa que se os ocurra para aromatizarlas. Eso sí, hay que llevar cuidado con la cantidad que pongamos. Y, si no queremos modificar el color de las trufas, mejor que lo que utilicemos sea incoloro.

Trufas de Chocolate Blanco

Para terminar las trufas de chocolate blanco utilizo azúcar glas, pero podéis utilizar azúcar normal, almedras tostadas, nueces, bañarlas en chocolate… sólo tenéis que dejar volar vuestra imaginación.

Trufas de Chocolate Blanco

  • Partes: 25 trufas (según tamaño)
  • Dificultad: baja
  • Imprimir

Ingredientes

  • 280 g de chocolate blanco de buena calidad
  • 80 g de nata o crema para batir
  • 20 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • Unas gotas de esencia de limón
  • Azúcar glas

Utensilios

  • Sacabolas (si no tenéis, se puede hacer con un par de cucharillas)

Elaboración

  1. En un bol, troceamos el chocolate blanco.
  2. Luego calentamos la nata en el microondas o en un cazo al fuego. Cuando rompa a hervir, la retiramos y la vertemos sobre el chocolate troceado. Dejamos reposar un minuto para que se vaya fundiendo, y luego removemos hasta que el chocolate se termine de deshacer por completo.
  3. Añadimos la mantequilla ablandada y seguimos mezclando hasta que se integre. Con una lengüeta nos será más fácil mezclarlo.
  4. Por último, añadimos unas gotas de esencia de limón (echar dos o tres gotas y probar para ver si está a vuestro gusto).
  5. Cuando todos los ingredietes se hayan integrado, tapamos con film, pegando el plástico a la mezcla, y guardamos en la nevera hasta que endurezca. Como mínimo, un par de horas, o bien, podemos dejarla hasta el día siguiente.
  6. Cuando la mezcla haya endurecido, ya podemos formar las trufas. Ponemos un poco de azúcar glas en un plato. Con el sacabolas, vamos sacando bolitas de chocolate y colocándolas sobre el azúcar. Rebozamos, damos un poquito de forma redondeada y listo. Hacemos lo mismo con el resto de la mezcla.

Notas

  1. Es fundamental utilizar un chocolate blanco de buena calidad, o especial para repostería.
  2. Si utilizamos el sacabolas, conseguiremos que todas las trufas tengan, más o menos, el mismo tamaño.
  3. Cuando vayamos a hacer las trufas, si la mezcla está muy dura, podemos dejarla reposar unos minutos fuera de la nevera.
  4. Antes de servir las trufas, las sacaremos una media hora antes para que se ablanden un poco.
  5. Debemos conservar las trufas en el frigorífico. Como máximo se pueden conservar durante cinco días. También podemos congelarlas.

Disfrutar en casa de unas deliciosas trufas de chocolate blanco no es tan complicado, ni tan caro.

Si queréis utilizar ganache de chocolate blanco pra rellenar pasteles, mejor utilizar esta receta.

Espero que os haya gustado la receta de trufas de chocolate blanco. Si os animáis a prepararlas, espero vuestras fotos y vuestros comentarios en FacebookTwitter, InstagramGoogle+ y el resto de redes sociales.

Ya sabéis que podéis suscribiros al canal de YouTube haciendo clic aquí.

Millones de gracias por estar ahí, y hasta la próxima receta :)

Trufas de Chocolate Blanco

2 Comentarios

  1. Con lo fácil que es no podré resistirme,¡Gracias!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*