Hummus de Zanahoria
5 de 1 voto
Imprimir

Hummus de Zanahoria

Se puede utilizar como aperitivo, queda genial en una comida o cena informal en el centro de la mesa. A la hora de servir, me gusta hacerlo en un bol bonito y decorarlo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de cebollino picado, para darle un toque de color. Por supuesto, no puede faltar pan tostado o verdura cortada en bastoncitos para untar.

Plato: Aperitivo
Preparación: 15 minutos
Cocción: 40 minutos
Tiempo total: 55 minutos
Raciones: 8 personas
Autor: Fuensanta Peñalver

INGREDIENTES

Para preparar las zanahorias:

  • 400 g de zanahorias (peladas y lavadas)
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • ½ cucharadita de pimentón dulce
  • 3 dientes de ajo (pelados)

Para el hummus:

  • 800 g de garbanzos en conserva (escurridos y enjuagados)
  • 80 g aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de tahina o tahini
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • Sal al gusto
  • 2 limones (pequeños)

ELABORACIÓN

  1. Empezamos calentando el horno a 200 ºC, calor arriba y abajo.
  2. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal.
  3. Luego, cortamos las zanahorias en bastones del mismo tamaño más o menos, para que se hagan de forma uniforme.
  4. Después, los vamos repartiendo en la bandeja que hemos preparado. La bandeja tiene que ser lo suficientemente grande para poder extender bien todos los trocitos de zanahoria sin que queden amontonados.
  5. Seguidamente, añadimos un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y espolvoreamos el pimentón con la ayuda de un colador.
  6. Llevamos al horno y horneamos durante 30 minutos.
  7. Partimos los ajos por la mitad, les retiramos el germen (para que luego no repita el ajo) y reservamos.

  8. Cuando hayan pasado los 30 minutos, sacamos la bandeja del horno, añadimos los ajos y la volvemos a llevar al horno. Seguimos cocinando durante 10 minutos más.
  9. Cuando la zanahoria esté blandita, sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar.

  10. Mientras, en un procesador de alimentos, ponemos los garbanzos, el aceite de oliva, la tahina, el pimentón, el comino, sal al gusto y el zumo de los limones. También, añadimos las zanahorias y los ajos (que ya se habrán enfriado un poquito) y trituramos hasta obtener una mezcla homogénea.
  11. Una vez triturados todos los ingredientes, comprobamos que no quedan grumos y que está a nuestro gusto. Debemos probar para rectificar de sal o de algún otro ingrediente si es necesario.

  12. Servimos el hummus de zanahoria en un bol con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de cebollino picado, unas lascas de sal marina y unas almendras tostadas, también picadas.

NOTAS

  1. Hay que escurrir el caldo de los garbanzos en conserva y lavarlos con agua tibia hasta que se les vaya la espuma que suele salir.
  2. Si vuestro procesador de alimentos no es demasiado potente, es mejor que trituréis los garbanzos en dos tandas.

UTENSILIOS: