Galletas Crujientes de Almendras
Imprimir Pin

Galletas Crujientes de Almendras

Son unas galletas que no necesitan amasado ni reposo y están hechas con ingredientes que se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda o supermercado.
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Tiempo total 25 minutos
Raciones 30 galletas
Autor Fuensanta Peñalver

Ingredientes

  • 225 g de azúcar granulado
  • 2 claras de huevo (deben pesar unos 75 g)
  • 50 g de harina para todo uso
  • 1 naranja
  • 125 g de almendras fileteadas

Elaboración paso a paso

  • Empezamos calentando el horno a 190 ºC, calor arriba y abajo.
  • Forramos las bandejas de horno con el papel vegetal y reservamos.
  • Luego, vamos a mezclar el azúcar y las claras de huevo en un bol grande con una espátula.
  • Una vez se hayan integrado los dos ingredientes, añadimos la harina y seguimos removiendo hasta que nos quede una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Después, con un rallador fino, rallamos la piel de media naranja y la integramos.
  • Seguidamente, echamos las almendras fileteadas y mezclamos con mucho cuidado para no romperlas. Cuando todos los ingredientes se hayan integrado, ya tendremos lista la masa.
  • Con dos cucharas pequeñas, de las de café, vamos haciendo pequeños montones con la masa sobre la bandeja de horno forrada con papel vegetal. Las porciones de masa deben ser pequeñas y hay que dejar suficiente espacio entre ellas para que, al hornearlas, no se peguen unas con otras (en el horno se abrirán bastante).
  • Cuando hayamos llenado una bandeja, la metemos en el horno y horneamos durante 15 minutos aproximadamente, o hasta que veamos que cogen un bonito color dorado.
  • Mientras tanto, llenamos la otra bandeja para hornearla cuando saquemos la primera tanda.
  • Una vez horneadas, sacamos las galletas y las dejamos enfriar por completo sobre la bandeja. Al sacar las galletas del horno, están blanditas pero, en cuanto se enfrían, quedan crujientes.

Notas

  1. Conservar en una caja hermética, en un lugar fresco (no en la nevera). Aguantan crujientes bastantes días.
UTENSILIOS: 2 bandejas de horno, 2 láminas de papel vegetal y un rallador fino, tipo microplane.